En plena crisis sanitaria por el COVID-19, Dolores Corbella responde a las cuestiones de #CanariasInvestiga. La profesora y catedrática de Filología Románica de la Universidad de La Laguna analiza la situación de la investigación en Canarias, destacando la importancia de la inversión como elemento clave para el desarrollo de una investigación cientiífica de calidad. 

 

¿Cuál es el estado de la investigación científica en Canarias?

En general, el nivel es de excelencia en determinados campos. Pero esta crisis nos ha demostrado la necesidad de tener una sociedad cada vez más formada y más comprometida. Y eso no se consigue sin mejorar la educación y sin invertir decididamente en investigación y en innovación. Durante los últimos años ha sucedido todo lo contrario: los recursos invertidos en ciencia en nuestra comunidad han disminuido drásticamente, apenas se han podido incorporar jóvenes doctorandos a nuestros proyectos y se nos exigen resultados inmediatos. No se ha entendido que la investigación es una carrera de fondo y de equipo (a veces el trabajo de toda una vida), muchas veces silenciosa, un esfuerzo continuo con unos objetivos concretos que pueden tardar en alcanzarse varios años. Los investigadores sabemos qué medidas hay que adoptar y qué es lo que podemos lograr con un apoyo adecuado, pero los políticos no siempre. Y es que quizás nuestro “tempo” es distinto. Es necesario apostar por la ciencia y por la innovación, por lo menos en aquellas especialidades en las que Canarias es líder y alcanza mayor proyección.

 

 

¿De qué manera afectará la crisis sanitaria del COVID-19  al panorama investigador?

Nunca las palabras “ciencia”, “investigación” o “sanidad” se habían utilizado tanto y habían calado en la sociedad de esta manera. A ellas añadiría yo “cultura” y “educación”. Esto ha sido una lección de futuro, que puede volver a ocurrir otra vez y para lo que debemos prepararnos. Las sociedades más cualificadas han resultado ser las más independientes y las que saldrán antes y más reforzadas de esta pandemia. Esperemos que una parte de los recursos que ha comprometido la Comunidad Europea se inviertan con vistas a un futuro que no puede ser otro que el refuerzo de todas las áreas en las que se ha puesto de manifiesto un déficit acumulado, entre ellas la planificación sanitaria, la innovación educativa y la política científica.

 

¿Cuál es el mayor reto de la investigación científica en Canarias?

Sin duda alguna, una apuesta decidida por la ciencia (en todas sus ramas) y por la innovación, con una política importante de incentivación de la I+D y con una planificación a medio y largo plazo de los objetivos que se pueden alcanzar. Sin prisas, pero sin pausa.

 

¿Peligra la figura del investigador?

No, nunca. La investigación es una vocación y la figura de la investigadora o del investigador no peligra. Somos quijotes totalmente idealistas; si no, no nos dedicaríamos a esto. Pero los resultados no serán los mismos si no disponemos de las herramientas necesarias y perdemos el tiempo en la burocracia a la que el sistema nos somete.

 

¿Qué papel deben jugar las instituciones culturales en la nueva normalidad?

Una institución como el Instituto de Estudios Canarios desempeña un papel fundamental. La investigación no siempre llega a la sociedad o el investigador no sabe cómo transmitir su trabajo y darlo a conocer en otros círculos y por otros cauces que no son aquellos a los que habitualmente está acostumbrado. Por eso es necesaria la labor que realiza el IECan, como divulgadora –en las islas y fuera del archipiélago– de los contenidos de máxima calidad que se producen en los centros de investigación en Canarias, especialmente en las universidades.

Agenda

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Próximos eventos

No hay próximos eventos!

Proyectos IECan

bica

Patrocina

PATROCINA

Subir